Colombia.
16 Ago, 2023
Actualidad. Reducción de jornada laboral: La opinión de un propietario de una Estación de Servicio
Indican que podrían tener pérdidas en la rentabilidad del negocio.

La promulgación reciente de la Ley 2101 de 2021, que gradualmente disminuye la jornada laboral a 42 horas semanales para el año 2026 a nivel nacional, ha generado debates y reflexiones en diversos sectores económicos.

Entre estos, se destaca el posible impacto en las Estaciones de Servicio, elementos esenciales en la cadena de suministro de combustibles e instalaciones fundamentales para la movilidad en el país.

Al respecto, Surtidores LATAM conversó con Javier Ricardo Vargas Becerra, Gerente de la Estación de Servicio La Frontera quien se refirió a la medida y cómo podría afectar a la rentabilidad del negocio.

Nos afecta, la mayoría de Estaciones de Servicio tenemos atención 24 horas, y lo cubrimos con 3 turnos de 8 horas por isla. Al reducirse la jornada laboral, la menor  cantidad de horas deben compensarse con extras o con personal de apoyo”, sostuvo.

En este contexto, Vargas mencionó que esta disminución puede desencadenar la necesidad de realizar ajustes significativos en la gestión del personal y en la operatividad del negocio ya que ambas alternativas, generan costos adicionales para los empresarios, lo que podría impactar negativamente en sus ingresos.

Según explicó a este medio el presidente de la Confederación de Distribuidores Minoristas de Combustibles y Energéticos de Colombia (COMCE), David Jiménez Mejía, la normativa vigente ya no establece una jornada laboral estándar de ocho horas diarias. 

En ese sentido, había mencionado que esta flexibilidad otorga a los empleadores la responsabilidad de definir el valor de la hora ordinaria de trabajo según las efectivamente laboradas por sus empleados.

Por último, el empresario gasolinero mencionó que se está llevando a cabo una revisión del margen minorista por parte de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG). “Anhelamos que se entienda este impacto sobre nuestra estructura de costos, para que sea reconocido apropiadamente. Sin duda, es una carga que no hay como compensar, salvo por la vía regulatoria”, resumió Vargas.

Etiquetas de la nota:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguir Leyendo

Síguenos
en nuestras redes