Latam.
31 Oct, 2023
Es ingeniero e inventó el Auto Gasura: Un automóvil que usa residuos como combustible
Surtidores LATAM conversó con el argentino que quiere revolucionar la movilidad utilizando un recurso infinito: la basura.

En un mundo cada vez más consciente de la necesidad de encontrar alternativas sostenibles al petróleo, la historia de Edmundo Ramos, un ingeniero argentino, destaca como un ejemplo inspirador de innovación y compromiso con el medio ambiente. 

En 2008, se propuso una visión audaz: crear un vehículo que funcionara sin necesidad de derivados de petróleo, utilizando basura como combustible. Su invención, el «auto basura», se ha convertido en un testimonio de la creatividad y el espíritu emprendedor. Al respecto, Surtidores LATAM conversó con Ramos quien relató cómo funciona su invento y cómo podría replicarse su idea en cualquier parte del mundo. 

En primer lugar comentó que la génesis de este proyecto se produjo cuando dejó de trabajar y comenzó a imaginar un mundo sin petróleo, sabiendo que este recurso finito no sería eterno. En ese momento, decidió explorar la posibilidad de utilizar basura como combustible. Su razonamiento era simple: la basura nunca se agota y, de hecho, mencionó que si no se maneja adecuadamente, puede convertirse en un problema grave.

Según relató, la invención se basa en un proceso innovador que utiliza basura orgánica como cáscaras, carozos, semillas, restos de poda, carbón, y pedazos de madera. La clave es que sea de origen vegetal, esté seca y tenga un alto contenido de combustible.

Después de años de investigación, logré realizar mi vehículo que es trifásico. No porque sea eléctrico, sino porque funciona con nafta, GNC y lo que llamo «gasura», una abreviación de gas de basura. En otras palabras, se trata de combinar residuos con agua”, afirmó.

Lo que realmente enciende el fuego en mi motor es el humo resultante de quemar basura que principalmente consiste en monóxido de carbono. Luego, inyecto agua, y mediante un proceso llamado termólisis a temperaturas adecuadas, el agua se convierte en hidrógeno y oxígeno. Así, mi motor se alimenta del humo, que contiene monóxido de carbono y del hidrógeno producido a partir del agua”, relató.

Una de las ventajas clave de este revolucionario vehículo es su impacto económico y ecológico. Ramos afirmó que ha documentado sus viajes en su «auto basura», recorriendo largas distancias con un consumo mínimo de combustible. Un impresionante recorrido de 4,800 kilómetros desde La Quiaca a Río Gallegos (Argentina) sin utilizar un solo litro de nafta demuestra su eficacia.

La filosofía de este argentino no se limita a su invención. Su deseo es que su tecnología sea replicada y utilizada en todo el mundo, y se ofrece a ayudar a quienes quieran construir su propio «auto basura». Considera que su invento puede ser una solución a la contaminación ambiental y un medio para limpiar el planeta de basura plástica.

Mientras conduzco, mi vehículo devuelve alrededor del 20% de oxígeno a través del tubo de escape. Es como si estuviera manejando un árbol sobre ruedas”, resumió Ramos.

Etiquetas de la nota:

1 Comentario

  1. antonio hernandez

    pero el problema de basura no esta enfocado principalmente a los residuos orgánicos sino al los residuos inorgánicos que son los que verdaderamente contaminan, tal vez por eso no ah tenido el impacto que ya debería haber tenido este invento, aunque no deja de ser un buen aporte al medio ambiente. tal vez por eso no ah tenido el impacto aun que debería. Cabe destacar que ay contaminación al producir la carbonilla que deja la quema de residuos para el producto que utiliza ese invento.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguir Leyendo

Síguenos
en nuestras redes