México.
16 Ago, 2023
Regulaciones Medición de controles volumétricos para la distribución de los combustibles
Desde la Asociación Mexicana de Distribuidores Energéticos explican las obligaciones vigentes para la supervisión de los hidrocarburos.

La Asociación Méxicana de Distribuidores Energéticos A.C ha publicado un documento que expresa que conforme a las obligaciones vigentes en materia de Controles Volumétricos, previstas en la Resolución Miscelánea Fiscal para 2023 y su anexo 30, es necesario cumplir con Sistemas de Medición.  

“Los mismos deben satisfacer requerimientos muy puntuales que serán distintos en cada actividad dentro de la cadena de valor del sector petrolífero: transporte, distribución, almacenamiento, expendio, etc”, cita el comunicado.   

Estos son una parte fundamental de las obligaciones en la materia, los cuales consisten en tener equipos y software que permitan registrar las entradas, inventarios y salida de los carburantes. 

Según expresaron desde la Asociación lo primero que hay que identificar, es la distinción entre una medición dinámica, la cual refiere al proceso de medir el combustible mientras éste se encuentra en movimiento, y una estática, que es el proceso de medir el combustible mientras está en reposo. 

En cuanto a la particularidad de la actividad del transporte y la distribución, la obligación dicta que la medición del producto se tiene que hacer con el hidrocarburo en estado de quietud. Esto es fundamental de aclarar, ya que existían dudas sobre el tema, específicamente en base a la pipa de combustible. 

A través de esta explicación se puntualiza y se detalla de qué manera debe ser el control, dando claridad a la regulación de acuerdo al anexo 30 de la Resolución Miscelánea fiscal para 2023. 

Cabe señalar que la medición estática se puede hacer con medidores mecánicos, por medio de marcas volumétricas, ventanas graduadas, cintas de nivel y otros dispositivos, los cuales no están automatizados. 

Otro punto a destacar, es que el procedimiento se tiene que hacer tanto en la instalación que se transfiere como en la que lo recibe. Esto quiere decir, que se debe efectuar tanto en la planta de distribución o en la terminal de almacenamiento, cuando el combustible sale y también se tiene que medir cuando llega al cliente, o a su destino. 

Es importante que los encargados de estas áreas estén al tanto de estas normativas, para evitar futuros conflictos regulatorios. 

Etiquetas de la nota:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguir Leyendo

Síguenos
en nuestras redes